Consumo vs Sostenibilidad

By: Tradlands
By: Tradlands

Por Jean Verdier

Vivimos en una época  en la que es muy fácil adquirir bienes y servicios de toda índole para cubrir nuestras “necesidades” que nos imponen las tendencias diarias, acción que se denomina “consumo”. Y consumir es tarea fácil, solo depende de nuestro poder adquisitivo, de la disponibilidad del producto en el mercado y hasta de la región del planeta en la que nos encontremos.

Pero… consumir implica demasiadas acciones al grado que puede ser un desastre, puesto que las implicaciones que conlleva son múltiples y correlativas.

Por ejemplo:

  • Generación de residuos. La generación de estos no sólo está asociada con el desecho de los productos que terminan su vida útil (en algunos casos), sino con el propio proceso de producción, son sobrantes de materias primas que generalmente no son reutilizados; además de los productos que forman parte de producto y que incluso inciden en el precio del mismo: los materiales de embalaje y empaquetado, los cuales son los primeros en ser desechados, siendo que pueden tener otros usos después de haber cumplido con su objetivo inicial.

 

  • El precio. El precio de los productos o de los servicios es un elemento fundamental que influencia el consumo. Este factor, inconscientemente conlleva un riesgo, ya que las empresas productoras al abaratar los productos o servicios que consumimos, también pueden reducir la calidad del producto, lo que se traduce en otros factores tales como…

 

  • El ciclo de utilidad del producto; siendo que si éste se daña con más facilidad o no funciona de manera óptima, nos llevará a  consumir dicho producto con más frecuencia, aumentando el costo real del mismo [y la generación de residuos].

 

  • Desvalorizar el producto. Esto es, si un producto no nos implica un gasto económico significativo o no conocemos los impactos causados por su producción, el consumo y desecho de dicho artículo (a pesar de no haber finalizado su ciclo de utilidad) resulta una actividad sin importancia o hasta indiferente.

 

  • La deslocalización de los centros de producción, principalmente a países donde los costos de fabricación son menores, ya sea debido a la mano de obra barata y a las regulaciones laborales/ambientales/sociales normalmente más laxas que en el país de origen.

 

Ahora bien, frenar el consumo pudiera tal vez conspirar contra el propio crecimiento económico, así como al desarrollo e innovación tecnológica, entre otras cosas; pero estamos en la disyuntiva de consumir lo necesario o enfrentarnos a un futuro lleno de incertidumbres, escasez y contaminación, de no ser capaces de encontrar alternativas, para renovar o sustituir nuestras fuentes de energía y  administrar los recursos naturales con total responsabilidad.

 

Fashion Green MX… ecológicamente chic.

 

Jean Verdier

CEO & Founder

Fashion Green Mx

Plataforma de moda sostenible.

www.facebook.com/FashionGreenMx

www.twitter.com/FashionGreen

verdeverdier@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *